Publicado: 12 de Agosto de 2015 a las 12:34


Desde 2002, Laura Muela desempeña funciones de Perito caligráfo judicial, pudiendo realizar servicios tanto para la Administración de Justicia como para las partes intervinientes como perito de parte.

Profesional Cualificada de la Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Grafología ya que cuenta con trece años de experiencia en este ámbito, preparada para la defensa y ratificación de sus Informes en los Juzgados y Tribunales

Se realizan estudios con una clara argumentación y conclusiones, equipos y material técnico adaptados a todas sus necesidades y con un precio fijado muy competitivo.

Si necesita un Perito Calígrafo, Grafólogo o Documentólogo quedo a su entera disposición.

Método de trabajo sencillo y dinámico, realizando gran parte de mis actuaciones on line para su ahorro y comodidad.

Actúo y ratifico mis Informes Periciales en toda España teniendo una mayor zona de influencia en las provincias de:

Ciudad Real, Toledo, Albacete, Cuenca, Badajoz, Cáceres, Madrid, Jaén, Córdoba, Granada, Sevilla, Cádiz ......


Este Despacho que ofrece la posibilidad de colaboración con otros profesionales de la especialidad que así lo precisen

Análisis Caligráfico y Documentoscopico

La Pericial tiene la finalidad en determinar la autenticidad o autoría de un documento o firma, realizando estudios técnicos comparativos de escrituras, rúbricas, firmas y documentos varios, estudio del papel y tintas.

El Perito Calígrafo debe dominar las diferentes técnicas que requiere cada caso concreto, según el objeto de dictamen.

Su labor está íntimamente ligada al mundo jurídico por lo que va a requerir unos conocimientos jurídicos amplios. Su dominio es fundamental para el desempeño de esta profesión.

En la Prueba Pericial Caligráfica se analiza e identifica, escrituras, firmas.

En la Prueba Documentoscopia, se analiza la superposición de trazos, discriminación de tintas, si en un documento existen alteraciones de origen físico o químico, como añadidos, borrados químicos, tachaduras,  etc.         

La podemos emplear en los procedimientos CIVILES, sobre documentos como ejemplo, cheques, letras, pagarés, contratos de alquiler, textos que acrediten deudas, testamentos ológrafos, documentos privados, cartas, sobres, pólizas, seguros, etc.

En cuanto a los procedimientos PENALES se emplea para casos de anónimos, falsificación de firmas, documentos, etc. Y en los procedimientos LABORALES, cuando se duda de firmas estampadas en finiquitos, recibos, justificantes, etc.


El Peritaje Caligráfico o Documental Requiere el Estudio de los Documentos Originales

La Jurisprudencia ha asentado que un análisis realizado sobre fotocopia no tiene validez, dada la falta de fiabilidad de ésta y, por tanto, la sentencia judicial no puede basarse en las conclusiones que de él se deriven.

El perito no puede captar en una fotocopia algunas características que pueden resultar trascendentales para solucionar el caso.

Cuando el cliente no puede aportar al perito el documento original y quiere tener un criterio técnico inicial para decidir qué acciones tomar, se realiza un Informe Preliminar; se analiza la documentación que se posea y se orienta al cliente según lo que la fotocopia le permita constatar, cual sería el resultado más probable. Tal informe es válido para incoar un proceso judicial, pero en estos casos, en el dictamen se va a incluir una nota que advierta que el presente informe se ha realizado sobre documentación fotocopiada por lo que las conclusiones deben ratificarse a la presencia de los originales.

La prueba pericial caligráfica está regulada en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, artículos 456 a 485. En su artículo 606 se señala: "Podrá pedirse el cotejo de letras siempre que se niegue por la parte a quien perjudique o se ponga en duda la autenticidad de un documento público que carezca de matriz y no pueda ser reconocido por el funcionario que lo hubiere expedido. Dicho cotejo se practicará por peritos con sujeción a lo que se previene en el párrafo quinto de esta sección."


La Valoración de la Prueba

La prueba pericial servirá para que el Juez forme su convencimiento sobre los hechos controvertidos, pero no quedará sujeto a lo que el dictamen del perito señale. La determinación que alcance el perito no es vinculante para el tribunal. Depende de lo que se denomina principio de libertad de prueba, de los elementos básicos técnicos de la prueba y de demostración que haya conseguido presentar el perito en su informe.

En la práctica, el juez necesita basarse en las pruebas para conocer la realidad de los hechos. Es frecuente que para dictar la sentencia, el juez no posea más que una sola prueba que aclare las circunstancias, en nuestro caso, la pericial caligráfica.